Este blog pretende redescubrir la fantasía del reino animal

18 diciembre, 2005

APORTES A LA HISTORIOGRAFÍA


El hombre es un ser pensante que constantemente ha intentado hallar las explicaciones a ciertos misterios de la vida. Al no encontrarlos, ha recurrido al lenguaje simbólico. Todo lo que nos rodea está cargado de simbolismo, pero es sin duda, la naturaleza, donde se encuentran mayores respuestas.
Durante los siglos, el significado y la complejidad del simbolismo ha ido variando según el contexto cultural.
Para conocer la historia es necesario entender a quien le da sentido a ésta: el hombre. Como ya dijimos, el ser humano habita en este mundo cargado de símbolos, entonces para comprender al hombre es necesario comenzar conociendo su cultura y el significado que le atribuye a diferentes cosas.
Pero como la historia no es capaz de ocuparse de todo esto, es necesario que recurra a otras disciplinas como la antropología, la arqueología y la sociología, entre otras.

¿Qué aportes nos da el conocimiento simbólico?
Es aporte es innegable, y más aún en el que está presente en el reino animal. En ella encontramos sorprendentes asociaciones ligadas a las características culturales de una persona, una raza o pueblo.
Por otro lado, para entender el presente es necesario comprender el pasado, y sin el simbolismo, muchas cosas no las entenderíamos. Desde saber distinguir diferentes emblemas cuando dos clanes combatían en la Europa medieval, o el comprender porqué el pez y el cordero son animales relacionados con Cristo. O para preguntarnos de dónde el hombre imaginó dragones, sirenas y grifos. Estos son sólo algunos ejemplos de la utilidad que tiene el estudio del simbolismo de muchas cosas, especialmente el de los animales en la edad media.

EL BESTIARIO DE HOY
Los medievales hicieron una gran labor al recuperar y difundir esa estrecha relación con el reino animal. A partir de ellos se consolido un fuerte vínculo entre el hombre y la bestia, nexo que en oriente estaba mucho más arraigado debido a que aquellas culturas mantienen hasta hoy un panteón compuesto por múltiples animales.

Si llevamos hasta hoy la relación hombre – animal, lo primero que debemos incluir en este relato es el fuerte posicionamiento que se ha ganado un canal de televisión consagrado por completo a este reino: Animal Planet. 24 horas al día y los 365 días del año son destinados para ellos. Es el único canal de toda la televisión que no tiene al hombre como eje central de su programación. No deja de ser importante este dato.

Tanto protagonismo animal en la vida humana logró convertirlos a ellos en estrellas. Y esto no es broma si consideramos que uno de los pintores más famosos y el ícono de la taquilla estadounidense, Andy Warhol, no sólo retrató a Marilyn Monroe y Mick Jagger, sino que se dio el tiempo para pintar a todos aquellos animales en riesgo.

Un grupo de activistas ambientales pidió a Warhol en 1983 que retratara a más de 10 especies en peligro de extinción con el fin de generar conciencia a través de los coloridos cuadros y especial visión de un artista tan famoso como él. El rinoceronte africano, la rana del árbol de pino ácido, la cebra de Greby, el águila calva americana, el elefante y el tigre son algunos de los protagonistas. La conocida colección la demonimó "Animales en riesgo"

17 diciembre, 2005

ANTIGÜAS DEIDADES ANIMALES

La importancia de los animales no data desde Edad Media. Existieron miles de ritos ancestrales que los pusieron a ellos en el centro de una cultura y adquirieron roles específicos de una deidad. Si bien, hoy ya no existen las religiones antiguas de Europa y Egipto, muchas de éstas aún perduran en el mito.

¿Cómo los animales adquirieron protagonismo en sus diferentes culturas?

Egipcios: Gracias a la fusión de dos culturas pre-existentes, una en que los dioses tenían forma humana y la otra en que aparecían con morfología animal, surgieron los dioses egipcios que hoy recordamos. De a poco todo el culto fue centrándose en la muerte. Algunas de sus figuras más emblemáticas son:

AMON – RA: Amón, el dios creador se fusionó con Ra, el sol. Simboliza la fuerza y alma de todas las cosas.


THOT: Tiene varias representaciones. Generalmente es una figura humana con cabeza de ibis, ave sagrada para los egipcios. Es el dueño de la luna y ayuda a la muerte.


ANUBIS: Dios de la muerte con cabeza de chacal. Es el protector de la muerte.


Celtas: Si bien, fueron muy influidos por la expansión del imperio romano, ellos mantuvieron algunas de sus deidades propias. Uno de los más conocidos es CERNUNO, un dios representado con astas de ciervo, siempre rodeado de animales.



Hinduistas: Tal vez una de las religiones más antiguas y que hoy conserva gran parte de su simbolismo es el hinduismo. En él se encuentran diversas figuras animales con un gran simbolismo. El más famoso es GHANESHA. Con una figura de elefante, representa toda la sabiduría de este viejo animal. Es el dios de la sabiduría y de las aventuras.



Japón: Mientras occidente formaba su propio panteón, en oriente ya llevaba años dorándoseles. INARI es el zorro blanco es el mensajero y la representación animal del dios de la cosecha y de las riquezas. Para procurar una vida próspera en esos aspectos se le alimenta con soja, su alimento favorito.

24 noviembre, 2005

BESTIARIO DE OXFORD

La mayoría de los datos que hoy tenemos sobre diferentes bestiarios se los debemos a un gran trabajo de restauración y recolección de manuscritos antiguos. A pesar de este gran esfuerzo, es mucho el material que se ha perdido, dejando incompletas antiguas colecciones y creando grandes vacíos para conocimiento.

Sin embargo, existe un solo manuscrito que se ha conservado intacto durante varios siglos: el Ashmole 1511 del Bestiario de Oxford de la Biblioteca Bodleian. Éste destaca por la gran calidad artística en sus dibujos que datan del siglo XII.

El documento contempla 131 miniaturas pintadas a la aguada sobre un fondo de oro. Esta notable obra de arte pertenece a uno de los trabajos más destacados de la pintura inglesa de transición del románico al gótico situado entre 1180 y 1220.

Todas las figuras que aparecen en este bestiario son una fidedigna aproximación del modo de interpretar la naturaleza, propio de la Edad Media.

Tanto para las ciencias sociales como para las ciencias naturales, y para el conocimiento en general. La conservación de este manuscrito es de vital importancia. Sin él, muy pocos de los trabajos que hoy se han hecho sobre los bestiarios existiría. Se puede decir que junto con el Physiologus, son las dos principales fuentes primarias para llevar a cabo una investigación de este tema.


ANIMALES DE FANTASÍA

No obstante a la magia que nos presenta la naturaleza observable, sus maravillas y misterios, sus rarezas y excentricidades, el hombre no se ha conformado con eso. Desde antaño hemos creado un reino animal paralelo que de una u otra forma, resulta más atractivo que el de este mundo. Sin embargo, el hombre no ha podido abstraerse por completo de la realidad, es decir, la mayoría de estos seres imaginarios tienen elementos zoológicos.

¿Dónde se origina este bestiario fabuloso?

Podemos decir que los pioneros en esto fueron los viajeros, que en su afán aventurero, decidieron ir en busca de lugares exóticos y en eso no encontraron sólo paisajes ignorados, sino que una flora y fauna que estaba fuera de sus conocimientos. Ellos incluyeron en sus bitácoras decenas de descripciones de aquellas cosas extrañas. La exageración de los cronistas, más la imaginación de los lectores u oidores de esos relatos de viajes dieron como resultado una serie de animales fabulosos. De ahí surgen los enormes cíclopes, las manadas de centauros y las feroces gorgonas.Poetas, escritores e historiadores contribuyeron a adornar los relatos describiendo monstruosos híbridos que hasta el día de hoy viven en la imaginación del hombre.


BESTIARIO HERÁLDICO
Tal vez, uno de los únicos bestiarios que tiene su origen en la Edad Media es el bestiario heráldico, esto porque la heráldica (como ciencia) surgió en Europa a comienzos del s.XII, específicamente en Francia, con una justificación militar. La idea de adoptar diferentes emblemas se debe a la necesidad que tenía cada combatiente de identificarse en el campo de batalla y durante los torneos.

Con el tiempo, la heráldica se convirtió en un complejo lenguaje simbólico que se extendió a diferentes campos, es decir, pierde su condición netamente militar e incurre en otros contextos para demostrar la condición social, el linaje e incluso, el carácter físico o espiritual que aspira la persona.

Desde el comienzo, los animales (sin importar si eran reales o imaginarios) fueron protagonistas de este simbolismo. Estos emblemas aparecían tanto en banderas, escudos, vestimentas tanto del combatiente como del caballo en que luchaba, incluso las joyas y monedas tenían impreso estos sellos.

Dentro de la heráldica más conocida están:

- León: Es el más antiguo de los emblemas y representa la nobleza, la fuerza y el valor. El rey de los animales ha sido utilizado por las monarquías para demostrar su condición y poder. Si bien, símbolo original es de un león que se alza desafiante sobre sus patas traseras, el tiempo permitió que este animal adoptara diferentes posiciones.

- Venado o ciervo rojo: Representa las hazañas masculinas. Es reflejo del creyente piadoso. Este animal simboliza a Cristo, de ahí que se relacione con el hombre cristiano .

- Águila: Si no fuera por los nazi, quizá no lo tendríamos tan presente, pero la imagen de un águila con las alas extendidas cargando la swástica en sus patas es uno de los emblemas más actuales. Este animal representa al rey de los cielos y como tal, la grandeza que pretendía lograr ese imperio. Las legiones romanas y las tropas de Napoleón también adoptaron al águila como emblema.

EDAD MEDIA, CUNA DEL CRISTIANISMO

Es sabido que durante la Edad Media, el cristianismo es más que una religión. El historiador Jaques Le Goff señala que la unidad cultural del s.XV y de varios anteriores es la cristiandad y ésta no es otra cosa que una actitud vital. Pero para lograr esto hubo que pasar por varios siglos donde la religión debió hacerse camino entre los cientos de cultos paganos establecidos en el territorio europeo.

¿Cómo logró Cristo imponerse sobre los otros ídolos?
La clave del éxito está en que el cristiano tomó el simbolismo de las religiones locales, lo adaptó a su culto y lo consagró a la figura del Salvador. De esta forma Cristo pasó a ser la paloma, el pez, el cordero y el león, entre muchos otros.

Pero los cristianos no sacaron sólo de los cultos paganos las diferentes representaciones de Dios. Mucha de la simbología que se le atribuye a Cristo es tomada de los libros naturalistas. De ahí buscaron piedras, plantas y animales que tuviesen las cualidades necesarias para representar a Dios y a los valores de una vida espiritual cristiana. En este caso, no podemos dejar fuera el importante aporte del Physiologus, libro que aportó elementos tomados de los grandes escritores griegos y de Oriente.

Existen más fuentes de inspiración para los cristianos. Las ciencias herméticas fueron muy importantes a la hora de adoptar un nuevo simbolismo. Me refiero con esto a la kábala hebraica, ciencias astrológicas y adivinatorias, alquimia natural, magia y fórmulas rituales de prácticas demoníacas o supersticiosas. El misterio que implicaba este tipo de cultos no se alejaba tanto del misterio de Cristo, de ahí que los sabios medievales decidieron atribuirle al Salvador toda clase de rituales secretos.

Sin embargo, las tradiciones populares y costumbres familiares son de las fuentes más rica para consolidar la emblemática cristiana. Ellos vieron a Cristo en la primera golondrina de primavera, en el asno gris, en la mariposa y en el jilguero.

Es importante señalar que en todos estos casos donde una cosa adopta la significación de otra, el cuerpo mismo del emblema sigue siendo el mismo, lo que cambia es sólo su alma. Es decir, la conversión se centra en la idea, el fondo y no la forma.
*IMÁGENES TOMADAS DE UNA BIBLIA HISTORIADA DEL S. XV, DIGITALIZADA EN LA BIBLIOTECA NACIONAL DE FRANCIA, FONDO RICHELIEU

ANIMALES EN CRISTO

El Tetramorfo

“Estaba yo entre los cautivos junto al río Kebar,
se abrieron las aguas y vi visiones de Dios…
Y en el centro de aquel fuego vi cuatro seres vivos,
y he aquí que por su aspecto representaban
la imagen de un hombre”,
EZEQUIEL, Profesía I, I-XIV


Los cuatro seres que salen mencionados en ese pasaje de la Biblia son el Hombre, el León, el Toro y el Águila. Estos cuatro forman la corona que rodea el misterio de Cristo. A veces aparece cada uno por separado, pero en otras ocasiones surgen como una fusión de un ser único y extraño en la que se distinguen cabezas, alas y patas, todas provenientes de un mismo cuerpo.

Ezequiel es el primero que los introduce al Libro Sagrado a finales del s. VII a.C., pero no el único. El evangelista San Juan incluye una visión de los mismos cuatro animales durante los primeros años de la Iglesia, sólo que invierte el orden (el León, el Hombre, el Toro y el Águila).

Estos cuatro seres animados no sólo representan a Cristo, sino que también son símbolo y compendio de la creación. Todos son reyes. El León, terrible rey de las fieras, el toro, rey de las víctimas, el Águila, rey de los aires y el Hombre, rey del mundo. Además de coincidir cada uno con u reinado diferente, ellos son símbolo de los cuatro Evangelistas. El Hombre (ángel) de Mateo, el Águila de Juan, el Toro de Lucas y en León de Marcos.

Llama la atención la figura del hombre entre las otras bestias, sin embargo, este hombre no siempre es representado como tal. La mayoría de las veces éste adquiere la forma convencional de un hombre alado, ésta es la única forma que se ha representado el cuerpo humano simbólicamente.

El ángel es visto como un mensajero, como un enviado de Dios a la tierra y representa la Buena Nueva. Pero no podemos hablar de un estereotipo de ángel. Con el tiempo éste ha evolucionado para adecuarse a las circunstancias. Comenzó siendo una figura muy semejante a un pájaro, con alas emplumadas, después pasó a ser un hombre común, muy relacionado con la religión cristiana, por lo que aparecían con armaduras, listos para el combate. Finalmente el ángel pasa a ser una figura etérea, con cara de persona, pero sin rostro.

10 noviembre, 2005

EL PRIMER BESTIARIO


No fue idea de los medievales recopilar el simbolismo de seres tanto animados como inanimados. El primer libro de este tipo se conoce como Physiologus (Fisiólogo) y tiene un origen algo incierto.

Escrito originalmente en griego, algunos lo sitúan en Alejandría en el siglo II, otros señalan que es de entre los siglos III y V d.C. Su autoría no se sabe con certeza, pero se le ha atribuido a Pedro de Alejandría, San Juan Crisóstomo, San Basilio, San Ambrosio y San Jerónimo.

El Fisiólogo o Naturalista (de su traducción del griego) describe animales, seres imaginarios, piedras y árboles y les otorga cualidades simbólicas y fantásticas.


Con el tiempo, el Fisiólogo llegó a manos de religiosos medievales quienes tradujeron la obra del griego a diferentes idioma. En este proceso, el contenido fue evolucionando y los seres adquirieron valores moralizantes cristianos.


Gracias al trabajo de traducción y copia del Fisiólogo realizado por los religiosos medievales, la obra pasó de ser un exclusivo texto erudito a uno de los libros más leídos de la Edad Media en Europa.


El manuscrito más antiguo que se conserva es del S. VII. Hoy, uno de los textos mejor conservados se encuentra en la Biblioteca de Bodleian de Oxford y es de mediados del S. XII.

20 octubre, 2005

EL HOMBRE Y LA BESTIA


El hombre se ha relacionado con los animles desde el principio.
Las pinturas rupestres y representaciones animalísticas que aún existen en las cavernas no es otra cosa que el inteto del hombre por dominar al reino animal.

Al igual que el ser primitivo, los niños tiene especial atracción por los animales. Hay una conexión especial entre la inocencia infantil y este mundo, entre lo primigenio y la fauna. "Es fácil ver que el animal ocupa un lugar incomparable en la mentalidad del primitivo y del niño" (Didedour)

En este incesante intento de dominar a la bestia, el hombre dibujó oscuras cuevas, decoró murallas e imprimió libros.

Es en la época de los castillos, caballeros y cuentos de hadas, donde el ilimitado mundo animal cobra una espiritualidad nunca antes vista.

Este blog intenta revivir ese mundo imaginario que hoy se ha perdido.